Héroes anónimos

Quijote molinos de vientoEl otro día estuve charlando con el guardia de seguridad que vigila por las noches el edificio donde vivo.

Me extrañó que viniese una hora antes al trabajo. Me contó que lo hacía para no llegar nunca tarde si surgía algún imprevisto en el trayecto.

Viene a Valencia cada día en tren desde Cullera. Cuando llega, se da un paseo por la zona y se bebe una Coca Cola que se trae desde casa. Se incorpora siempre antes a su puesto. Cuando finaliza su jornada, a las seis de la mañana, recorre varios kilómetros andando hasta la estación de tren, “así hago deporte” me dice con la sonrisa en la boca.

Cuando llega a Cullera son casi las 9 de la mañana. Asea y da el desayuno a su madre enferma, y se va a dormir un rato.

Me consta que su salario es inferior a 800€, por lo que le pregunté ¿y te compensa venir desde tan lejos? A lo que me contestó de manera entusiasta “¡Claro que sí! peor es no poder trabajar, este trabajo es un regalo

Confieso que me costó mantener el tipo y no emocionarme en su presencia.

Este país, antes llamado España, saldrá adelante gracias a personas como él.

Aquí, la única verdadera reforma que se ha hecho es un ajuste salarial a la baja del 20%. Si somos más competitivos no es porque hayamos invertido en I+D+I y hayamos cambiado nuestro modelo productivo, lo somos a base de empobrecer a los trabajadores.

Aquí, creamos chiringuitos para robar los fondos europeos de formación y/o de reestructuración de sectores obsoletos, cuyo destino era formar a los trabajadores para que pudieran seguir en el mercado laboral.

Aquí, creemos que el paro es un salario que ha de agotarse.

Aquí, nos dejamos guiar por cantos de sirena que aprovechando la coyuntura pretenden imponernos soluciones decimonónicas cuyo resultado queda patente en una historia que pretenden reescribir. Cantos de sirena que también emiten unos y otros, en función de sus intereses.

El día en que en lugar de enfrentarnos, caminemos juntos. El día en que rechacemos, con firmeza, cualquier situación o actitud indigna, ese día, y sólo ese día, saldremos de la crisis económica y moral en la que vivimos.

David Torija

Acerca de David Torija

Economist and MBA. Business Development Manager, Advisor and Business Strategist. Passionate about Management, Finance, Marketing, Sales, Social Media, Writing and Public Speaking. Cross Cultural and Global Minded. Hard Worker. Entrepreneur. Optimistic, Enthusiastic: Always look on the bright side of life.
Esta entrada fue publicada en Desde mi punto de vista. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s